De "El Libro de las partículas"

Palabras comunistas para un poema increíble
la noche leo el prefacio a la edición italiana y el combate de la burguesía alemana
palabras inocentes en un canto con colores súbitos
edición bilingüe para una victoria segura
este país de la civilización moderna
de la ironía como peluca de anciano
este país menos mutilado que impreso
por las célebres marchas
palabras como pequeñas industrias para un poema de humo
todo gris encima de los techos de este país
la madrugada por la ventana y por los diarios
la madrugada alta inventada para reestablecer el intercambio de bienes
las presas del valor
los pálpitos del valor
todos los procesos análogos de los cuerpos sólidos
de los estáticos
de aquellos que mi madre llama fetiches y brillan en el silencio
palabras comunistas cortadas por la explosión increíble para un poema y punto
puramente la propiedad y el feudalismo vertiginosos
imagínate tú sentada cubierta de monedas que caen de un galeón pirata
y un reino entra en la era del tren bajo las lámparas de la biblioteca
entra el humo por la casa por tus ojos
la propiedad privada se orienta a los rojos castillos cardiacos que paseamos por el campo
semillas

hierro

una mesa que empieza a bailar
imagínate que anoche dije palabras comunistas para un poema verdadero
pero no las apunté porque las leía en el prefacio de mi edición bilingüe
este país tiene la sangre en la lluvia y un peso infinito de venas y monedas
te deja quieta bajo el mar cercano
como carnívora loca con un martillo de cristal
otro país entra a preguntarse algo sobre abolir la servidumbre
qué razonamientos entonces tú destacas?
que el hambre es una paradoja reaccionaria y que las camas siempre calientes
son en este país más cómodas
en este país siguen soñando con las utopías sociales
pequeños mercados aéreos y una gran guerra que no se burle de la vida
el prefacio a la edición italiana deja que Dante alargue sus ojos
revoluciones de milán y de berlín en 1848
no sé si existiría tu casa y tu calle
pero sí tal vez y siempre las palabras comunistas que componen
calibradamente como un gato al poema
via carnaghi 13 tu habitación amarilla
espero que comprendas que estoy iniciando una revolución después
de haber leído el prefacio en la cama el manifiesto en el metro
algunos principios comunistas en los parques
y que no hay mejor obsequio que una rudimentaria lucha de clases
que es a su vez una confusa irradiación de mi taxonomía nocturna
ahora la matutina y que será
también
el vidrio inmaterial del fetichismo que nos comprende la mirada
que nos sorprende las manos
como una masa irrespetuosa de cuerpos separados por sus nombres
pero que te abrazan
que votan en la noche a la luz de las palabras comunistas de un poema
por una auténtica lucha de especies lo más sagrada posible

Commentaires

Articles les plus consultés